martes, noviembre 26

lo que sé del amor.

Amanhá - PLAY

Al amor hay que cuidarlo. Incluye los fuegos artificiales y los momentos excepcionales, pero sobre todo los cotidianos.

Es un trabajo del día a día ese de cuidar a quien se ama.

Primero tenés que amarte a vos.

Después el respeto, la consideración.

Es preguntarle al otro "¿Cómo estás?" y estar dispuesto a escuchar.

Es intentar ayudar pero sabiendo tolerar la impotencia cuando no hay nada por hacer.

Es aceptar al otro, con sus aciertos, sus virtudes, sus debilidades.

Es conocer sus puntos más fuertes y más flojos. No para pegarle donde más le duele, sino para acompañarlo mejor en su camino.

Es dar sin esperar nada a cambio. Ni cosas materiales ni aplausos. No medir, sólo dar.

Es correr el ego.

Es aceptarse inexpertos en cada nueva etapa que les toca transitar.

Es soportar la felicidad más absoluta o la frustración sin buscar héroes o culpables. Entendiendo que son dos caras del vivir.

Es intentar ser mejor.

Es saber pedir perdón cuando no sale. Con humildad.

Es buscar ese espacio de encuentro y complicidad en que sólo son los dos, para susurrarse cuánto se quieren, se gustan y se eligen siempre.

Y cuando ese espacio parece haber desaparecido, no dejar que el dolor ponga cara de enojo. Porque el dolor duele. Y el miedo asusta, aunque queramos disfrazarlos de otra cosa.

Cuando ese espacio no aparece,  probar a darse un beso de las buenas noches y apostar a que mañana será un día hermoso.

17 comentarios:

Silvina Zitto dijo...

Hermoso! y real :)

Almadevalija dijo...

Es tan así, Ceci, aunque muchos de esas premisas cómo cuestan a veces! Peo quizás de eso se trate, de hacer ese trabajito.
Besotes!

Vanesa Valenti dijo...

Ay ceci!!! necesitaba de estas palabras en este preciso momento.Muchas gracias!!!

Flor El castigo de Adán y Eva dijo...

Puff así parece tan fácil y a veces resulta tan difícil...
Hermosa canción
Besos!!!

Euge dijo...

Hermoso, Ceci. Como todo tu blog ♥
Beso grande y gracias, también necesitaba de estas palabras.

Estrellita Pequeña dijo...

Hermosas palabras.. muy lindo post!

Ana dijo...

Una preciosura de post, real como el amor mismo!

seelvana dijo...

aw *lágrimas lágrimas lágrimas* tus palabras hablan de todas. hablan de mi.

Alicia Seminara dijo...

Tal cual! :D Qué lindo Ceci y cómo cuesta también, poner en práctica las buenas prácticas del amor!! ;)

Vane dijo...

Palabras justas en el momento indicado..gracias preciosa.
Es aceptarse y aceptar...remar para el mismo lado

Vir Marin dijo...

y es lo más lindo que nos puede pasar!!!!
me encantó el post! como siempre!!
soy una enamorada de la vida y de mi marido más que nada en ésta tierra!
gracias por compratir lo que sabés del amor!♥ besos Vir

Estilo Aguayo dijo...

Me encanto! Es real. A cuidar el amor, no olvidarnos.

Currumichuti dijo...

uy....justo estoy en un día...en el que no puedo opinar...o mejor no debo...

Miki dijo...

Ceci, este post lo voy a imprimir y poner en mi pizarra para verlo, leerlo y aplicarlo con frecuencia. Gracias!

De paso, te cuento que estoy por viajar a Bs As, woohoo! Estare alli desde el 11 de diciembre hasta el 11 de enero. Sin compromiso alguno, si tenes ganas y tiempo, nos podemos conocer en persona; me encantaria poder darte un abrazo! :D

Anónimo dijo...

Buenísimas reflexiones, la realidad misma, y bellamente expresadas :)

un beso, Phoebe

Anónimo dijo...

Acoto que de todas formas hoy tengo ganas de acogotar a marido, que parece que juega a probar mis límites de paciencia! No entiende que con un bebito de 5 meses la paciencia está para otra cosaaaaaaaaaaaaaaaaaa?????

Phoebe

ceci a. dijo...

Ay Phoebe, no te precupes... este post es el resultado de una suma de refelexiones hechas en momentos similares al tuyo

Miki..........voy por mail!!!
YEahhh!