lunes, diciembre 31

amar.

Hoy es 31. Ya sabemos: caprichos de un calendario gregoriano, que ni siquiera repara en el detalle de que sea lunes o esté gris.
Y esta vez, Ceci, la nostálgica incurable, la arma listas incansable, no va a mirar para atrás ni para adelante. Sólo se va a detener en este momento presente (un lapso entre teta y teta, para serles sincera) para decirles -y sobre todo decirme y repetirme- esto:

La práctica de la fe y el valor comienza en los pequeños detalles de la vida diaria. El primer paso consiste en observar cuàndo y dónde se pierde la fe, analizar las racionalizaciones que se usan para soslayar esa pérdida de fe, reconocer cuàndo se actúa cobardemente y cómo se lo racionaliza. Reconocer cómo cada traición a la fe nos debilita, y cómo la mayor deblidad nos lleva a una nueva traición, y así en adelante, en un círculo vicioso. 

Entonces reconoceremos también que mientras tememos conscientemente no ser amados, el temor real, aunque habitualmente inconsciente, es el de amar. Amar significa comprometerse sin garantías, entregarse totalmente con la esperanza de producir amor en la persona amada. El amor es un acto de fe, y quien tenga poca fe también tiene poco amor.

Este pasaje de El arte de Amar de Erich Fromm, y esta canción, es mi mensaje para terminar este año y empezar el próximo.

Fe y amor: les deseo de corazón que se atrevan a intentarlo.

Gracias a mi amor por la charla dura pero hermosa que tuvimos ayer.
Gracias a ustedes por acompañarme en sosloqueamás.
Gracias, pedacito de cielo, por mirarme con esos ojos.


c.

jueves, diciembre 27

ay.


No tengo palabras.
Perdonen

No sé qué decirles, en éste, que iba a ser el comentario 60 y ahora es un post. Qué decirles más que GRACIAS? Parece el programa de Marley, pero posta, qué puedo decirles? Con Pablo leímos emocionados todos los comentarios. Fue un momento mágico que ustedes nos regalaron.

Cuánta anónima que pasó a decir "Hola" y desearnos felicidad. Cuánta amiga linda tengo. Cuánto corazón blogger! Yo sé que no retaceo alma cuando escribo cosas como esas, pero lo que viene a cambio siempre es impensado. Siempre me deja perpleja.

Les cuento que en el Planeta Bebé todo marcha muy bien. El fin de semana calculamos más los recursos energéticos y el desvelo y las visitas nos pasaron por encima (más el Rolfi que -desclasado- le dio por comerse mi celular). Hechos los ajustes del caso y con la ayuda de este principito sereno, mangiatutti, curioso y dormilón, todo fue mejor. Estamos dándonos el tiempo para descubrir a nuestro hijito. Y es sorprendente todo lo que podés conocer en unos pocos días!

Por estos días reviví con la cabeza cada minuto de la llegada al mundo de Tomás, me encontré con mi familia, con amigos, con mi casa, con mi cuerpo! Dejé allá atrás la acidez y el dolor de pies (aunque haya otros peores), comí rico, me dejé mimar por Pablo, organizamos cositas en casa, cambiamos muuuchos pañales, pasamos horas mirando a nuestro hijo entre embobados e incrédulos.
El embarazo -sobre todo el último tiempo- fue algo muy lindo. Pero ahora viene todo otro mundo de descubrimientos. Muero de curiosidad y entusiasmo por cómo va a ser.

Lagrimeé un poco cuando pensé que el embarazo y el parto ya pasaron, y que era momento de cederle  el trono de ombligo del mundo a mi pequeño.

Ahora está haciendo sollocitos.

Ven lo que les digo?

Hasta prontito muchachada.

c.


viernes, diciembre 21

mi pedacito de cielo.

Primero el disco de León, Desenchufado. "Es el de nuestros viajes", le digo a mi mamá. No, en realidad, primero la pasta frola hecha por ella, que deseaba hacía días y no probaba hacía años. Después sí, los minutos entre una y otra contracción, sumergida en la bañadera. Le cuento del recital de U2 cuando León subió a tocar Sólo le pido a Dios con Bono. De mis lágrimas esa noche. Está linda la temperatura del agua, pero duele. No quiero volver a ilusionarme, pero esta vez el Duvadilán no atenúa. Pablo va y viene, ordenando la casa, instalando cosas. 
Cuando hablo con la partera oye en vivo mi contracción. "Encontrémonos 8 y media en el Sanatorio". Entonces salgo envuelta en una toalla. Suena Sólo le pido a Dios. Mi mamá dice que mi cara ya es otra. 
Mi papá me lo va a repetir dos días después. 
Soy coqueta, no puedo evitarlo. Elijo qué ropa llevarme. Cargo una maquinita de depilar, y hasta meto un corrector de ojeras. Estoy lista.

- Sacá un pañuelo blanco.
- Amor, no hace falta.
- Por las dudas
- Bueno, tomá esta bolsa. Mirá que no hay urgencia. Estamos en tiempo y yo no rompí bolsa.

Anochece. Esto es como lo imaginé.
Después, todo es sereno, como un video clip muy feliz del que sos protagonista. Valeria, la partera, me da toda la contención y aliento que necesito. Mi mamá sabe esperar con paciencia. Pablo, hacer los trámites con diligencia y calma. 
Y sí, tenés 3 de dilatación, y este bebé sale hoy. 
17. Hoy cumple años mi amiga Nadia, de la primaria. Hoy es el día que pronosticó Sol, mi compañera. Cosas tan accesorias se pueden cruzar por la cabeza en momentos así. 
Entonces sí, llega el momento del parirás con dolor, un desfile de enfermeros, dale una más, mi silencio, la respiración como toda herramienta, mi amor ¿Te sirve que te agarre de la mano? La eternidad de 90 segundos de contracción muscular. Dale, la última. Ya llega el anestesista.
Camilla.
Pero cómo? Un quirófano?
Ah, no, ésta no es la paciente.
Marcha atrás. La sala de parto. El dueño de la jeringa, padre de un Elián, que aprovecha la intensidad de una contracción para disimular su pinchazo.
Las piernas se aflojan. El médico va a llegar para lo más lindo. Estás teniendo un parto de libro. Dale, que en media hora tenemos a Tomás. Pablo firme al lado. Fuerza. Más fuerza. La cara tensa. Las rodillas arriba.
Toda la fuerza.
El médico. Dale, lo estás haciendo bien. 
Daaale.
Y después, no sé si es primero la carita asomando entre mis piernas, o el desplome del padre sobre mi pecho. Le oigo decir las palabras más dulces y tiernas.Entonces se va detrás de su hijo con todos ellos.

No pasaron dos horas desde que llegamos.
Los espero. Tiemblo.




 

Ahora soy mamá y Pablo es papá.
Llegó Tomás.

sábado, diciembre 15

tiempo de descuento.

Primera lección que me trae mi hijo: desde que él existe, hay muchas cosas que ya no voy a decidir por mi cuenta, como la fecha de su llegada al mundo.
Perdón por tardar tanto en volver a escribir, y sobre todo por no pasar por sus blogs. Además de que tuve problemas con la compu, éstos son días raros, algunos con amagues, otros demasiado acalorados, visitas, muchos llamados, estudios, trámites, llantos a moco tendido con cualquier peli, paseos, noches de mal dormir, mimos, cansancio, llamados y mensajitos full time, ansiedad propia y ajena...  Lo cierto es que la espera -aunque por momentos desespera- sigue siendo dulce. Y tuve tiempo de hacer todo eso que enumeraba en el último post! Un compiladín nomás pa´que vean.

La madre.

 Anita!

 Arbolito!

Llegó Fede! Y ahí fuimos con cajoncitos y perchas pintados por mis manitas para él y su hermano Mati.


Consultas médicas con el plantel completo: Nené, Haydeé y Cristina! (Más la docena de agendas)

 Un arbolito de animales y colores


Seel y Señorita Medusa saludando a Tomi desde una pared!

 Dice que con el destornillador eléctrico que le regaló mi papá se "caga de risa"

 El resultado, en la pared! Nótese la ilustración increíble hecha por las manitos de Caro Barona.

 Donde va a dormir Tomás pegadito a nosotros. ( Igual que antes el bombón de Nico, el hijo de Noe)

Perrito bordado de Corazón de Algodón, regalo de Vero M.

Cierre de año en Eter. Mandamos sólo una alumna a marzo y uno a recursar. Fue un año increíble, con una comisión de lujo. Muchas palabras de cariño y aliento. Todo muy feliz. Snif.

 Perplejidad absoluta.



 Correo de Vero M. o Alma Singer!

 Mi mamá, incondicional ayudándome y acompañándome en todo. Acá, con el Rolfi en la terraza!

 Sí! Los hice!!!


 El destino me llevó a mi primer hogar en Bs As. La pensión de la calle Alsina y 24 de noviembre. Casi 14 años después.
La ropita de mi principito secándose en la soga.

No sé cuándo voy a volver a postear, pero tengan por seguro que si Tomi se decide a llegar, se van a enterar!!! Gracias por toda la buenísima onda. Gracias, gracias, gracias! Prontito nos estamos leyendo! 
c.

miércoles, diciembre 5

estoy.

Estoy. Ante todo estoy panzona. Pero también estoy con la cabeza repartida en 25 lados.. queriendo ver amigos, armar el famoso bolso y que no le falte nada, practicar cómo se pone la quepina, conseguir los protectores mamarios, preparar vianditas para el freezer, ir a la pelu, depilarme, comprarme un bikini, ir a comer afuera con Pablo, disfrutar de la llegada de mi sobri del corazón Fede, hacer pan dulce, no descuidar las plantitas, contactar a la pediatra, ayudar a la chica que me va a reemplazar en la oficina, hacerle mimos extra a Rolfi y Kathy, terminar El arte de Amar, contarles en un post los pasajes que màs me conmovieron de este libro que intuía me gustaría y que llegó justo a tiempo, cerrar el año con moño en Eter, estar al día con mi Gmail y con los mensajes de Facebook, preparar la ropa para la clínica con mi mamá, hacerme todos los estudios, en algún momento descansar.........

Algunas cosas ya las fui haciendo, algunas quedarán pendientes.

Lo más importante es esta felicidad gigante que siento. Mezcla de alegría, expectativa (con bastante poco de miedo y ansiedad), y suspenso.

Quedan apenas días.

No tengo parámetros para saber cuánto puede llegar a cambiar la vida después.  Por eso seguramente estos intentos fallidos de meterlo todo a presión en mis 24 horas.

Perdonen que no ande por acá. Sepan que las pienso y siento TODOS los días.

Besos y abrazos,

La futura e hiperactiva mamá de Tomás.