viernes, abril 27

Scarlett

Si pienso en ella, una de las primeras cosas que vienen a mi mente son el vestido verde en esa fiesta donde conoció al petulante Rhett y su corset ajustado.


Después pienso en su sonrisa de dientecitos blancos, en sus ojos azules y pícaros, en su encaprichamiento con Ashley... y en su caprichez. Sí: a Scarlett O´Hara había que inventarle un sustantivo. Y caprichez le va al dedillo.

Yo me permito hablar así de ella porque la siento como a alguien íntimo, que no perteneció más que a mi mundito. Tenía la kilométrica peli grabada  de Canal 8 de Mar del Plata en dos VHS, doblada y con tanda incluida. Así y todo me clavaba esas más de tres horas a un ritmo de una o dos veces por semana. Hasta haberme aprendido cada línea.

Scarlett es como la anti-heorína. Porque a diferencia de todas las demás, ella se sabe linda, y especula con eso. Hace todo mal. Lo de políticamente incorrecto le queda chico.

Se mete al galán -un Don Draper el siglo XIX- en el bolsillo, pero intenta levantarse al débil y pasivo Ashley, marido de su amiga, la dulcísima casi empalagosa Melanie. Se casa con un soldado que muere de paperas o algo así en la guerra de secesión, y viuda y todo insiste  con Ashley. Y después, con luto, mira hombres mientras pasea por Atlanta del brazo de la tía Pittypat (qué mujer graciosa!!!) y baila desaforada en una fiesta sureña:


Cuando no tiene una moneda le exige a Mamita que le haga un vestido con sus cortinados de terciopelo.


Y un día, ya casada con Rhett, y después de ser pescada casi in fraganti con Ashley, se aparece al cumpleaños de Melanie con el vestido más estrafalario que tenía en el ropero.



No le salía otra cosa. Scarlett era un verdadero desastre de ambición y frivolidad.

¿Y qué quieren que les diga? A mí la bondadosa Melanie me irritaba profundamente. Por Dios, mujer, decime que te corre sangre por las venas!!! Por eso no tuve que esperar a que Scarlett se convnirtiera en una mujer implacable que sacaba adelante a su Tara querida para ponerme de su parte, Si yo ya la quería así! Egoísta y excéntrica.

Lo que el viento se llevó era una secuencia de dramones: Muertes, casamientos por conveniencia, abortos, infidelidades, guerra, miseria....  Y la segunda parte, "Scarlett" -un libraco enormetote que leí a los 10 años- ni les cuento. (Para colmo con más escenas apasionadas que mi papá no sé si sospechaba).

Tardó en darse cuenta de todo.



Pero la tengo en el corazón como a todas las demás.

Y ustedes, sí vieron la peli? Qué onda con Scarlett? La querían a la buena de Malenie?
pd: Este post está dedicado a Susana, mi suegra, que todavía no vio Lo que el viento se llevó.

jueves, abril 26

Jo.

Jo March, decíamos con Noe, nos cagó un poco la vida. Y acá las que leyeron Mujercitas me van a poder seguir.


En un chat memorable hace unos años concluimos que todas tendríamos que ser un poco más Amy: más divas, más caprichosas, más vanidosas, porque ser pensante y cuestionarse las cosas da mucho trabajo. Y al final, decíamos, los Lauries del mundo se quedan con las Amys. (Bueno, estábamos sugestionadas por un penoso momento de soltería, en el que ser maduras, capaces e ir al frente no parecía servir de mucho).
Y sin embargo yo siempre había adorado ese carácter tozudo, rebelde e independiente y un poco conflictuado de Jo. Y su gorro de escribir y la vez que vendió sus trenzas para ayudar a su familia.
Hasta hoy deseé ser un poco más masculina, pensando que eso solucionaría muchas cosas. Pero mientras más me afianzo en mi carácter y personalidad, más descubro que soy eminentemente femenina. Siempre quise tener un par de huevos para enfrentar distintas situaciones, pero no. Resulta que tengo un par de ovarios. (Perdón lo fisiológico de la analogía)
Por eso hoy ya no siento que Jo me arruinó la vida. Hoy me reconcilié con la idea de ser más Jo que Amy. Ya está, no lucho más contra eso. Ahora sé que hay un modo femenino de tener agallas.
Y por suerte encontré a un hombre que adora mi Jocidad y al que las Amy del mundo lo aburren soberanamente.

Y ustedes? Se identifican con Jo? Imagino que por acá habrá muchas dulces y artísticas Beth, y hacendosas mujeres de su hogar como Meg. Pero cuenten, que yo quiero saber!

Pd:  No, tampoco vi Mujercitas la peli en ninguna de sus versiones. Ni pienso. Sí me leí la saga de la familia March como cuatro veces. =)
Pd2: Perdón el posteo irregular, mi ausencia blogger, todo. Todo se normalizará a la brevedad.

martes, abril 24

the jaguar house.

Digan la verdad: NUNCA les rompo con el ambientalismo. Quienes me tienen en Facebook quizá sí me sufren un poco más.
Pero este post, además de explicar mi ausencia durante todo el día de hoy, por la montañota de trabajo, es muy necesario.
Estamos pidiéndole al Gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, que deje de autorizar desmontes para ganadería en El Impenetrable. En este bosque de 4 millones de hectáreas viven más de 60 mil personas y especies como el yaguareté, el tatú carreta y el oso hormiguero.. todas en riesgo de desaparecer.
Estos desmontes violan la Ley de Bosques, que se consiguió hace algunos años con el apoyo de un millón y medio de argentinos.
Los Jaguares de Greenpeace se pusieron en acción y hoy bloquearon la primera topadora.


Les dejo acá la url para que entren y participen!
Mañana -seguro, un poco más aliviada- habrá más heroínas!

pd1: Me en-can-ta-ron sus comentarios en el post anterior
pd2: Perdón que no esté pasando por sus  todos blogs! Pronto volveré, prometo!

lunes, abril 23

semana de heroínas.

En mi infancia tuve una serie de heroínas: Dorothy, Jo, Anne (la de Tejados Verdes), Scarlett O´Hara, Rainbow Write y -claro- Annie.



Annie era la protagonista del primer libro que leí. Tenía 7 años. Lo devoré en dos días. Después lo leí unas 8 veces más.
Puedo contarte cada escena con lujo de detalles. Las horribles gachas que cocinaba Miss Hanigan, los zapatos rotos de las nenas, los concursos de deletreo, las noches heladas en el orfanato, la mala de Pepper... el paso de Annie por el sucio local de comidas donde la explotaban, su llegada a la Hooverville, donde sobrevivió vendiendo manzanas ("One apple a day, keeps doctor away") y tapándose con papeles de diario.. Su llegada a la mansión de la 5ta Avenida, sus Ice Cream Sodas, su primer tapadito de Bloomingdale´s, su nuevo relicario de Tiffany´s.... su encuentro con Roosevelt. (Sí, todo, preguntame lo que quieras. Puedo ir a Tiempo de Siembra a hablar de Annie. Mi copia de la colección Billiken, ajadísima y pegada con cinta scotch, es testigo de eso). Estoy segura de que Annie me marcó la infancia. El carácter. Sí, debo haber deducido desde temprano que a veces las cosas cuestan. Que por más que le pongas onda, y seas buena, y tengas dos dedos de frente, el panorama se te puede complicar. Pero además de esa lección, siempre, siempre, retuve esta frase.

 Puedes apostar hasta tu último dólar a que mañana saldrá el sol 

Apenas la leés puee sonar algo capitalista. (Qué tiene que ver un dólar con el sol después de todo?) Pero en una segunda leída te das cuenta de que lo que dice es que nada -ni el más mínimo billete- tiene valor si no hay esperanza. Si no creés que el sol va a brillar.
Eso también fue algo que aprendí de Annie.
Desde entonces fui siempre una persona llena de esperanzas y cada vez tengo más firme la sospecha de que eso me llevó a buen puerto.

Pd: No. No vi ni pienso ver la peli de Annie.
Pd2: Feliz lunes muchachadaaaaaaaaaaaa!

viernes, abril 20

just bob.

Dentro de una semana estaré, una vez más, toda oidos, toda ojos, parada frente a él, quien seguramente estará dándonos la espalda a todos nosotros. Esta vez tengo un poco más de ilusión. Y sí, porque es un teatro, y porque seguro que aquella vez en Vélez había tenido un pésimo día.. los huevos revueltos del desayuno le habían caido mal, o se había tropezado con una baldosa floja mientra miraba antigüedades en San Telmo. Sí: aquel recital sonó fulero. Y a su no carisma habitual, sumó el delicado gesto de darnos la espalda y de tocar como si estuviera zapando entre amigos. Los que estaban adelante aseguran que sonó bien. Lo cierto es que yo me fui deencantada, y como era más chica, me costaba decir lo políticamente incorrecto: el recital de Bob Dylan había sido nua cagada. Igual LO DIJE!

Así es que voy liviana de expectativas, a ver a un viejo que aportó como ninguna otra persona por sí sola a la música de este siglo y el anterior.

Total! Yo sé que lo mejor con él está en otro lado.

En su Don´t think twice calmándome cada vez que hace falta
En Just like a woman hablando de mí aunque no hable de mí
En I shall be released a las chapas en el living de casa
En Joker Man bailando entre el cuarto, el living y el baño.
En Most of the time una tarde de lluvia
En Shooting Star y Not dark yet para soñar...
En All along the watchtower dejándole la materia prima para el gran temazo de Hendrix.
O en Like a rolling stone, recordando de qué va el rock cuando no quiere ser rithm and blues ni un folk rancio de taberna del oeste.

Ahí está para mí Bob Dylan.

Les dejo los discos imperescindibles acá (aspiro a tenerlos todos!):






 Y si no.... éste es un GRAN compilado:


Acérquense a Bob Dylan. Aunque a veces su voz raspe, aunque las armónicas chillen, aunque les recuerde a Lisa, con frenos y guitarra frente a la planta nuclear, aunque parezca que medio ya fue.
Yo les prometo que nunca fue.

Voy a ir al Gran Rex solamente para ser testigo de que alguien como él existe en este mundo. Y agradecer por eso.
Feliz viernes muchachada!

jueves, abril 19

tus 5 mejores compras online

1. Las frutas y verduras del super son un horror, y en la semana no tenés tiempo de hacer la cola de la verdulería d elos bolivianos copados de tu barrio? Bien. En La Barata del Central te arman cajoncitos con productos de estación a precios incréibles!

 
2. Tu teclado es una mugre y necesitás una aspiradora para limpiarlo? Necesitás un espejito para tu auto? Tinta para tu impresora? Este sitio tiene todo, TODO por precios casi ridículos como USD3. Llega a tu casa desde China ¡Sin cargos de envío!

3. Si lo que buscás es un accesorio glam, bien femenino, o hacer un regalo original y a buen precio Almacén de Belleza, Tienda Palacio y Pensé en vos son tu solución!

4. De supermercado y de ropa recomendaría dos, pero últimamente dejaron mucho que desear. Así que dedico este ítem a Tematika.com, donde elegís los libros que necesitás (al ser  un depósito tienen TODOS los títulos y no tenés que ir de sucursal en sucursal para encontrar el libro que buscás).

5. Estás en la oficina, pinta ganas de comer algo dulce? El Topo tiene la solución. Churros, pastelitos y chipás calentitos con envío sin cargo!


Y vos: dónde hacés tus compras online? En qué sitios confiás? A cuál querés escrachar acá mismo?!

martes, abril 17

Feliz martes!

Les desean: Rolfi y Kathy





A pedido del público (báh de Lu, que ya está atrapada con la historia) está la nueva entrega de mi cuento Vicenti. Leela ACÁ.

lunes, abril 16

72 horas.

El viernes a última hora huí de una reunión en la oficina, y casi arrastrándome fui a dar clase en Eter. Ya era de noche, pero hacía calor. (Vieron que éste es un otoño loco). Creo que me impulsó el sólo hecho de llevar un regalo para mi amiga Caro y su futura hijita Juana. Un set hecho por Andre Vintage Aurora (ya un clásico para cada persona querida en la dulce espera).
Les conté que nuestros alumnos son LO MÁS? Merecen un post aparte que no va a tardar en llegar.
A la vuelta, pasadas las 10 de la noche, encontré a Pablo limpiando y ordenando la casa con mucha dedicación. Me vio exhausta y me invitó a comer sushi en Bokoto, nuestro preferido. Con la charla y el vino el cansancio de la semana fue quedando atrás. Tuvimos uno de nuestros diálogos especiales. Me dijo entre otras cosas que soy la mujer perfecta para él.
El sábado arrancamos con las bicis para el club. Dudé si meterme a la pile o no, porque estaba medio pinchada. Al final nadé mi récord, 42 largos, un poquito más de 1 km de una! Al anochecer en la pile, que es al aire libre, quedábamos unos pocos. Tuve visiones subacuáticas de mi marido que nunca me voy a olvidar. Jugamos a la carretilla y a darnos besos con burbujas.
De vuelta con las bicis paramos en el hipódromo a ver cómo refrescaban a los caballos; A Pablo se le ocurrió preguntar si había carrera (¡Yo siempre quise ver una!) yle dijeron que sí!
Entramos. Siguiendo mi intuición aposté a Buen Verso (el número 4). Como aposté con la carrera ya empezada el boletero sólo me tomó 3 pesos -la apuesta mínima- ... y gané!!! Recibí 12, 50, pero salté y festejé como si me hubiera hecho millonaria!
Después, fuimos a comer a una parrilla cerca de casa que nos gusta mucho.
El domingo brunch en familia en Olsen. Comimos muy rico con cuchareada de postres incluida.
A la tarde fuimos a casa de Wilma, donde Rodolfo se encontró con Maga, su mamá. No-pa-ra-ron-de-ju-gar-en-toda-la-tar-de. Entre mates y embalajes (Wilma viaja hoy a Florencia) llegó la hora del truco, las empanadas y el vino. Y después, la vuelta a casa.
A la madrugada, Rodolfo me despertó. Vieron cómo es la cabeza, que a veces se va conmpulsivamente a lugares negativos? Bueno, la mía no se quedaba en paz pensando en lo chotos de Personal, que me comen crédito a lo loco! Por suerte, llegó justo a tiempo un abrazo somnoliento y tiernoy pude seguir durmiendo.

Después el cachorrín se subió, aprovechando que dormíamos -la cama es territorio vedado para él- y cuando abrí los ojos estábamos los cuatro ahí: Rolfi, Kathy, Pablo y yo. La escena era ireresistiblemente hermosa.
Siguieron mates y canciones de Bob Dylan,.
"Es la mañana más linda de mi vida" dijo Pablo.
"La mía también", dije yo.

Don't Think Twice, by Bob Dylan on Grooveshark

viernes, abril 13

mi camino de ladrillo amarillo.

Hasta los momentos más felices pueden nublarte la mirada y la sonrisa, si te remueven dolores o tristezas pasadas. Yo descubro esto sorprendida. Las decisiones de vida me enfrentan a lo que fue, lo que fui y a lo que temo ser. Entonces veo borroso. ¡Hasta me dan ganas de ser chiquita otra vez y que alguien se ocupe de mis cosas!
A quien me ve puede resultarle incomprensible. O quizá lo puede comprender internamente pero no soportar en lo concreto.
Lo que yo sé, a la vista de cómo fue mi vida hasta acá, es que al final siempre voy para adelante, y llego a lugares felices. A veces con un costo físico y mental demasiado alto. Pero qué le voy a hacer. Soy así.


Por estos días me toca asumir esta realidad, y enfrentarla.
Ayer, ni siquiera podía ponerle palabras. (Y como vieron, me quedé en silencio)
Hoy al menos todo cobró cierta forma.
Muchas veces miré con envidia a quienes andan sin cuestionarse los cómo ni los por qué, los que pisan siempre la misma piedra, prueban a ciegas a ver qué sale, los que prefieren vendarse los ojos antes que mirarse dentro para ver qué hay, los que creen que pueden esconder sus miserias debajo de la alfombra. A veces, si les sacás una foto, parecen felices y todo!
Envidié a los hedonistas. Que gastan en tecnología, objetos, ropa, perfumes, blackberries última generación, Ray Bans que en meses van a pasar de moda y con eso se creen por un rato que están bien... Después entendí que placer y felicidad no son la misma cosa. 
También envidié a los que dicen "Dejo todo!" y se van a la India. Pero después veo que el desarraigo tiene un costo. Escaparse de quien se es casi siempre sale caro.
Por eso ya no envidio a nadie. Ahora, cuando veo a esas personas, me dan ganas de samarrearlas y decirles "Hacete cargo de tu vida!, De quién sos! Preguntate qué querés!!! ¿Ser rico? ¿Formar una familia? ¿Tener éxito en lo profesional? ¿Ser ama de casa?". Y como no es mi función abrirle los ojos a nadie, ni tampoco -está claro- tengo la posta de nada, me lo guardo.
No envidio a nadie, aunque confieso que mi forma de transitar la vida pueda ponerse difícil.
Mi momento de hacerme la boluda ya pasó. Ahora no tengo opción. Me toca así, casi como a Dorothy su yellow brick road.


Por suerte puedo ver las amapolas. Y la ciudad de esmeralda al final del camino.

miércoles, abril 11

liebster blog award.

Hace unos días Ann me honró con este premio, el liebster blog award ("liebster" en alemán significa "preferido") que se le da a blogs que tienen menos de 200 seguidores (che, notaron que ya somos 150?).
Bien,  entonces yo aprovecho la ocasión para hablarles de Ann. Al principio pensé que era otra mami ñoña. Sí: si a una prejuiciosa miope como yo le mostrás un blog que se llama "Primerizando" un rostro enmarcado con un pelo lacio angelical, y un pequeñito a upa... hace 2 + 2 y le da housewife ñoña. Por fortuna, cada post fue demostrándome que toda esa perspicacia me la tengo que meter ya saben dónde.
Porque Ann se abre como un cuaderno Rivadavia, con letra prolija y palabras sensibles para contarte las ambivalencias de ser joven, profesional, ama de casa, esposa y madre. Ann te dice palabras como éstas, y vos -que venís del blog de una noruega perfecta que tiene una casa blanca, limpia y radiante, sin perros que caguen por ahí, ni chiquitos con ataques de llanto- sentís que te está confiando un secreto:

No podría jamás describir los primeros meses compartidos con mi bebé como un idilio madre-hijo... tenía muchas más ganas de huir que de quedarme. Pero como aparentemente sigo más del lado de la neurosis que el de la psicosis -aunque, créanme, en ese momento no estaba tan convencida-, me quedé.

Y oh my God, cuánto valió la pena.

No importa si se tienen que persignar antes de leer la siguiente frase: recién ahora, a sus 18 meses, puedo decir que disfruto plenamente del tiempo compartido con mi hijo. Recién por estos días es que me doy cuenta de que sé exactamente qué hacer con él, como entretenerlo sin desesperarme, cómo no morir de agotamiento en el transcurso de un día entero a solas con él
.

Ella tiene una misión en la vida. La acaba de descubrir! Miren cuál es, ni más, ni menos!

Pero bueno, cada uno con su rollo. El mío, ahora, pasa por seguir alimentando a esta familia. No literalmente, of course, ya que en ese tema andamos bastaaaante mal, pero nutrirla, no sé si me explico. Seguir teniendo esas sesiones de juego de a 3 larguísimas, donde Genaro propone y dispone y nos mandonea de lo lindo, porque después de todo, él es el experto en juego. Seguir pasando juntos los fines de semana en que Boca no se interponga, y sobre todo, seguir con esta increíble racha de no-peleas, no-discusiones, no-conflictos con Javi.

Sí, chicas, quédense tranquilas que le rompo las pelotas como corresponde, pero hace mucho tiempo que no nos peleamos posta, con sentimientos y rencores. Será que no hay despedidas de soltero en puerta, o será que estamos grandes. O que cada vez que estamos por empezar a pelear, nos acordamos de lo divertido que fue construir la torre de cubos número mil, justo esta tarde.


Aplaudo con lluvia de claps y emoción esa última frase, esperando haberles convencido de visitar su blog más seguido. (Y sí, Ann, ya prontito vamos a tener la oportunidad de conocernos, je!)
Acto seguido elijo 5 blogs con menos de 200 seguidores. Los parámetros fueron: buena escritura, sensibilidad y sinceridad. Y que no hayan recibido ya otro premio desde sosloqueamás, claro.

Acá van, éstos son:

1.Georgi, cuyos anteojitos se ve que pintan la vida color de rosa, y así te la muestra, con toda su felicidad.
2.Cloh, que acaba de dar luz a Olivia, su local de cosas lindas en Chascomús y que nos regala increíbles recuerdos infantiles llenos de imágenes, colores, sonidos y olores.
3.Flor, con El castigo de Adán y Eva, que escribe cada palabra con miel. (¡Y yo fui su primera seguidora!)
4.Una de mis mayores referentes en periodismo, Josefina Licitra, escondida detrás del apodo Señorita Li, que convida sus mejores textos de prensa gráfica para que conozcamos otras realidades, con una pluma maestra y una sensibilidad inigualable. (Aunque nunca jamás se enterará de que recibió el Liebster Award.. es más, creo que se reiría de sólo oírlo nombrar!).
5. Y..... Juli, la Prima Humberta, que hoy tiene una noticia que darles (yo fui de las afortunadas que lo supieron hace semanas). Simplemente porque es TAN linda.

Hasta mañana muchachada!
c.

martes, abril 10

Vos también?

Vos también tenés un compañero / a que esté siempre pendiente de tus pasos, de qué te ponés, cómo te peinás, qué comés y qué decís?
Que te señala frente a todos
Que te inventa un apodo fastidioso
Que se esmera en hacerte sentir incómoda no importa qué hayas hecho?
Que necesita mostrar su supesta superioridad adelante del resto. 
Que aunque vos estés en la tuya, se cree en derecho de meter su cuchara?
Que arremete una y otra vez aunque vos le recuerdes que es un/a adolescente?


Hoy justo mi Pablo me hizo llegar esta frase que me encantó, y que -como dice él- muestra que las personas tienen las mismas exactas preocupaciones desde hace siglos:

 
Vos cómo reaccionás cuando alguien te molesta?
Lo registrás al toque pero te callás?
No te das cuenta y recién te cae la ficha en tu casa? 
Reaccionás sin filtro y después te arrepentís?
Tramás una venganza inteligente y sutil?
Ni siquiera te afecta?

Buen martes a todos y todas!
c.

lunes, abril 9

mad girl.

¿Cómo estuvo su fin de semana largo? Decoraron sus casas? Comieron huevos de chocolate?  Yo ni uno todavía! Mis primeras Pascuas sin huevo. =) Hoy por suerte la mamá de Pablo nos espera con un huevito para cada uno.
Y sin embargo hubo mucho de otras cosas, sobre todo paseos en la bici, en auto, a pie con mi mamá y mi hermana y uno en tren a lo de Noe. Muuucha brazada y patada en la pile -con los días que nos regaló abril!- y comiditas ricas en mis lugares preferidos, como La Siesta, La prometida, el restaurante del Sivori (que si no lo conocen no pueden perdérselo) y Malvón, con su formidable brunch.
También en un momento volvió esa angustia de la que les hablé, pero estoy seriamente parada sobre mi decisión de cambiar la actitud. Como sea. No quiero sentir más ese dolor vacío.
Igual.... todo este rodeo, no va al grano. Porque no, no les quería hablar de nada de esto:

Definitivamente NECESITO por primera vez, hablarles de Mad Men.Y qué puedo decir yo de Mad Men? Me amilano (ah, sí, siempre quise conjugar ese verbo) ante personajes como Don Draper, Joan Harris, Roger Sterling, Pete Campbell y Peggy Olson. Con cada línea de sus diálogos. Con cada una de sus miradas, sus celos, deseos y frustraciones, sutiles y colados en el modo de bajar la vista, de tomar el whisky, de llegar a casa, con la corbata desabrochada y el rostro desencajado.


Sus diálogos a veces son en apariencia tan irrisorios que te hacen preguntar para qué los incluyeron.... Los vestidos y peinados te vuelven loca, literalmente loca. Querés dar todo por meterte en el ropero de tu abuela, y saquearle hasta la última prenda. Manhattan y sus rascacielos (qué extraña esta palabra!!! Rascan los cielos, jajjaja!). La música, que te ubica con eficacia en fines de los ´50 y principios de los ´60. Los derechos de los negros, los celos infantiles, el trato que confiere una sociedad machista a sus mujeres: cuerpos deseables y/o secretarias -porque muchas veces las dos cosas se superponen- los cigarrillos que se prenden y apagan sin que te des cuenta cuándo; la sociedad norteamericana, la sed de consumo, Vietnam, Corea, los hippies, la mentira publicitaria desenmascarada.

Me enojo con Don Draper. Me da celos si una de las actrices es demasiado linda, me enternezco con Sally, la hija de Don, que atraviesa conflictuada el divorcio de sus viejos y ve con inocultables celos las historias amorosas de su papá.


Me río con Roger y su acidez todoterreno. Amo a Joan, con toda su sensibilidad oculta detrás de un par de labios rojos y una delantera voluminosa.


Me río hasta que me duelen las costillas con escenas imposibles como ésta.

O ésta!

Me emociono con lagrimitas por miradas como ésta (Y descubro que, como a mí, a quien la subió a youtube le pareció la escena más hermosa de Mad Men).

Yo que nunca fui de las series -ya saben, Friends y Sex and the City  me llegaron TAN tarde y Lost me pasó muy de largo- con Mad Men me vuelvo loca.
Pero somos varios los que sucumbimos maravillados.
Se llevaron todos los Globos de Oro.
Banana Republic lanzó su colección inspirada en la serie
Y hasta Los Simpson ya le hicieron su homenaje.

Dijo un fan periodista que Mad Men es la primera novela televisada. Y es cierto. Cuando te metés a ese mundo, sentís que está transcurriendo paralelo al tuyo, y morís de ganas por ir a espiar en qué andan.

Esta noche, por ejemplo, yo quiero saber qué vestido nuevo se va a poner Megan.


Quiero saber qué nueva gansada va a decir el diagramador que trabaja con Peggy.
Quiero ver si por fin reaparece la hermosísima Betsy Draper.


Quiero ver cómo hace Joan con su bebecito de regreso de su licencia.
Quiero ver si Lane Pryce logra liberarse un poco.
Y si vuelve el adorable, increíble Salvatore.
Espero ansiosa el "Previously on AMC´s Mad Men" y la musiquita de la apertura.
Y la exclamación con Pablo al final del capítulo:
"Qué serie".


A todos los que no la empezaron, sepan que los envidio: tienen por descubrir todo un mundo de gente imperfecta que logra lo más parecido a la perfeccción que yo haya visto en una pantalla.
Quienes sí la ven, cuenten acá mismo sus impresiones!!!

jueves, abril 5

receta anti angustia; fresco, sol y el ingrediente secreto.

A mí las tormentas me encantan. Báh, lo que más me gusta en realidad es la previa. Ese viento que se levanta, el sonido de las copas de los árboles, los taxis a full, la gente apurada. Ayer mismo salí munida de bolsa de comprar y paraguas antes de que se largara con rumbo al videoclub para aprovisionarme de pelis para ver en Semana Santa. Cuando llegué lo encontré a Martín en la puerta y le dije "Me tengo que ir con dos películas antes de que se largue". Después pasé por la verdulería con la sana intención de tener papas, limòn y ensalada para hacer una carne al horno con papas al romero (Digo sana intención porque después Pablo dijo "Pizza con cerveza!!!" e hicimos mojar al pibe del delivery).
Digo que yo necesitaba esa lluvia.
Sì me puso triste ver a un cartonero meterse bajo un techito cuando el mundo empezó a desplomarse sobre él. Así que buscamos un sweater -la temperatura había bajado 7 grados de un saque- y se lo alcancé ya chapoteando en el cordón inundado. Más tarde quise llevarle una cena, pero justo se había ido.
Despuès sì, pizza, cevecita, mimos, peli.... todo eso que me devolviò el alma al cuerpo.
Bueno, decía que necesitaba esa lluvia, el fresco, las hojas cayendo. COmo dice Pao Kokoro en su comentario, cada estación tiene su tiempo, y yo sentía que el del verano se había terminado.
Mañanas de fresco con sol como las de hoy me hacen feliz.
Fuimos a ver una posible casa para comprar y después hicimos una visita guiada en L´Epi con Bruno como anfitrión. El horno es increíble!!!
La angustia se fue.
Creo que es tan poco bienvenida por acá que en estos días me voy a ocupar de ahuyentarla.
Con fresco y sol, sí, pero con el cariño de mis amigos, de mi hogar  y de ustedes.

miércoles, abril 4

No.

Hoy no posteé. No me estuve sintiendo muy bien.
La puta angustia.
Y no se me ocurre nada.
Además, YA de este calor.
Posta, que alguien levante el interruptor del otoño.
Necesito días de fresco y sol.
Alguno de nubes, para quedarme en casa sin culpa.
Y recuperar mis ganas de cocinar.
Poner discos otoñales
ver pelis
escucharla ronronear a Kathy.
y caminar con Pablo abrigaditos.
Sí: otoño y paz, eso quiero.

martes, abril 3

un post de colección (otoño-invierno)

En días como éstos, en los que ando medio cansada, me dan ganas de consumir. Qué? Ropa, obvio. Me entran enormes ganas de renovar mi placard, mis sweaters, mis tapados, mis calzados.
Yo no soy de las que aprovechan las liquidaciones de invierno, porque cuando llega agosto/ septiembre estoy deseperada por estrenar cosas de primavera y no puedo gastar un solo peso en algo abrigado que ni siquiera sé si al año siguiente me va a gustar.
Tampoco tengo placares que saquear. Mi mamá con la ropa no es gran aporte (más bien nulo). Y la mujer de mi viejo tiene otro estilo y unos cuantos talles más que yo.
Ahora bien, cuando me agarra la fiebre fashion de esta época no me voy a descontrolar la tarjeta a lugares de marca. Ayres, Wanama o Akiabara no te los piso ni mamada. A Paula puedo entrar cada dos años por un jean (son infalibles), a Rapsodia sólo para las liquidaciones (o mi vestido de novia!!!) ya Chocolate ya no entro. Sólo me doy un gustín de vez en cuando en Las Pepas. Casi todas las mejores cosas las compré en viajes. Después me voy a tienditas como Ideo, Vevú, Swami, una que se llama Nati Ortega por la calle Nicaragua, Sora, sobre Bonpland y a veces algún Lucuma o Zucca (aunque bajaron mucho la calidad). Mi preferida de preferidas, donde encontré las mejores cosas: Eia/Eio Tienda Feliz, pero lamentablemente ya no existe.=( (Alguien además de mí la conocía?)
Noté que todo lo que es de diseñadores -no hace falta que sea un Benito, puede ser cualquier/a egresado/a de Diseño- es de mejor calidad y no pasa de moda. Tengo prendas que compré en ferias en 2004 que todavía están perfectas y las amo! Y cuando me las pongo reciben muchos elogios. 
Este año, ya que el anterior invertí en un buen par de botas, pude salir a buscar abrigos. (Estoy podrida de mis pulloveres berretones y mi tapado todoterreno de hace 6 años!) Pero los precios que vi me a- pa-bu-lla- ron. (De verdad hay gente que puede gastar un cuarto de su sueldo en un tapado? O $700 en un sweater?) Por eso acometí la tarea de encontrar mi montgomery soñado en ASOS -recomendada por Mechi-. Cuando vi éste dije "Hurra!"
Y ahora es mío.


Le sumé estos pantalones divinos (Estoy enamorada de la combinación azul- rosa).



Y una o dos cositas másacá en BsAs para pasar el fresco que se viene (gorro, cardigan de angora, blazer de lana y remerón).
Y ustedes? Cómo equipan su placard para otoño invierno? Son de las que aprovechan las liquidaciones de invierno? Reciclan? Saquean placares maternos? Se tejen sus propios sweaters? No le dan demasiada importancia?
Cuenten, cuenten!