lunes, octubre 31

48 horas, 100 imágenes

Me colgaría hablándoles del fin de semana en San Pedro, que fue mágico! Pero saben qué? Me olvidé de llevar cámara!!! Sólo tengo un par de fotos rescatadas de Internet:




Y mis instantáneas mentales: solazo de punta a punta, un patio andaluz a mediodía, un gatito muy mimoso llamado Quinco, 20 aceitunas y una hamburguesota en el Butti, el bar más clásico del pueblo (perdón: ciudaaaad!), una siesta a media tarde, una caminata junto al río con los mosquitos comiéndome descaradamente las piernas, un anillo y un mate nuevos, la famosa y delicosa ensaimada sanpedrina que nos comimos junto a un grupete de ancianas -todas amigas de la abuela de Pablo- que sumaban como 1000 años, el pacú a la parrilla acompañado por un rico vino... reírnos a carcajadas los tres (con Susana, la mamá de mi media naranja), dormiiiir con muchas ganas, levantarnos a desayunar con una vista increíble e irnos a nadar a la pile, y después a caminar al hermoso Club Náutico donde un nene nos pescó un camalote, una fila interminable de nadadores avanzando corriente abajo, juntar flores, y bolitas que caían de los árboles...comprar naranjas, quesos, conservas y dulces como nenes en la juguetería...... y después armar un pic nic mucho más acá, junto al Río de la Plata ya de vuelta y muy felices.

150 ka eme. Nada.
¿Por qué será que no nos escapamos más seguido?

Para arrancar el lunes en 4ta, les dejo este temazo que a Pablo y a mí nos encanta! Es como para subirse a una Harley, transportarse a la época de la Teem, los flippers, los graffitties y los jopos, y sacudir las melenas al ritmo de la voz de JBJ.

viernes, octubre 28

[nota al margen]

Hay varios blogs en los que no puedo comentar, como Era la maga y Una eterna complicada (mili), entre otros varios que ahora no me acuerdo. Lo que me da bronca es que escribo comentarios re esmerados.. y cuando llega el momento de enviarlo me encuentro con qu eno aparezco como logueada y tienen la opción "Nombre/ URL". Siempre me copio lo que escribí para mandárselos en otro momento, pero ese momento nunca llega. Mili: en tu post de hoy NECESTABA impersioamente comentar! JAjjajajaj: Bueno, todo esto al margen.
El post de hoy está aca abajo!
Buen fin de semana!
c.

28 años después.

¿Sabés cuál fue tu primer recuerdo? Yo sí. En dos días se van a cumplir 28 años. Fue el 30 de octubre de 1983. También era domingo, también votábamos... Ese día el país eligió a Ricardo Alfonsín para que le devolviera la democracia. Y yo fui a upa de mi viejo a meter en el sobre una boleta de la UCR.

-Vamos a entrar al cuarto oscuro- me dijo.

Entonces asustada le pedí que me alzara. Cuando entramos descubrí qe de oscuridad nada... Sólo una mesa con papeles de colores y una ventana que daba a un pulmón de manzana. Me sentí fabulosa a upa de mi papá alto en un edificio tan alto.

Eso es todo. Apenas un flash. Tenía dos años.

Hace poco cuando me pidieron que escribiera una bio, empecé por ahí.. Fue un buen homenaje para mi viejo, y un trulalá a los años anteriores de la historia argentina, tan -ellos sí- oscuros.
Me parece mágico que el archivo de mi memoria arranque con esta ficha!

Ahora les dejo un temón. Un clipón. Perdón que no sea todo lo up que se espera para un viernes, pero no puedo evitar pensar en esta peli. Un canto -una oda!- al valor de los recuerdos.



Y ustedes? Identifican su primer recuerdo? Cuentenlooónn!

jueves, octubre 27

la 1001 será la vencida.

¿Les pasó de escuchar un tema 10, 20.. 100 veces hasta un día darse de cuenta de que estaba no bueno... sino buenísimo? ¿Les pasó que alguien muy querido les abriera los ojos (o mejor dicho los oídos) a la genialidad de una canción?
Bueno, así pasó con ésta, que Rolling Stone eligió hace poco como una de las 10 canciones levanta ánimos de todos los tiempos.
Fue así: Unos meses antes de casarnos, nos sentamos con Pablo en el sillón a revisar nuestras largas filas de discos para elegir casi obsesivamente cada canción que sonaría en nuestra fiesta. Había una que no teníamos en formato cd. Era ésta. Fue Pablo el que la sugirió; entonces la buscamos en YouTube y al primer "Turu tu tu ru" de la batería dijimos "Seeeeeeeeeehhhh!".
Nos intrigó saber qué había sido de esa banda, una verdadera One Hit Wonder, como mis queridos The La´s y ese himno compuesto para hacerme feliz que es There she goes.
Entre otros sitios revisamos la web del grupo y nos enteramos de que el cantante había muerto ... "¿Pero cómo?", dijimos, "Se murió el autor de este hit de hits y nadie se enteró?" Nos fijamos en Wikipedia y no decía nada.. Entonces -como buenos periodistas- entre los dos editamos la información sobre The Knack en ese sitio. Esa última línea que dice:

Doug Fieger murió el 14 de febrero de 2010 (según consta en el sitio oficial de la banda: www.knack.com).

la escribimos nosotros. Vimos videos del pobre Doug y el resto de los músicos en Internet y, ya muy acongojados por la enorme pérdida para la historia del pop, la incluimos entre los temas que el DJ tenía que pasar sí o sí y nos prometimos mutuamente que cuando sonara nos íbamos a buscar y a abrazar.
Ásí fue. En la emoción de esa noche increíble, los primeros acordes me pasaron desapercibidos, pero al minuto fui corriendo a buscarlo a Pablo para darnos el abrazo acordado.
La historia no quedó ahí, porque alguien más se percató del detalle. Quién podía ser si no Alma Singer Vero? No les puedo explicar la emoción cuando leí este post!!!
Evidentemente esta canción tiene algo! Por eso será que cuando Jimbo, Kearney y Dolph entonan su versión,
alguien desde una ventana les grita "Esa canción marcó un hito en la música pop!".
Después de toda esta intro les dejo a The Knack y su sublime My Sharona. Y me pongo a trabajar, que llegué hace una hora y todavía no arranqué!!!
Suban el volumen, bailénla y disfrútenla!



Espero haber conseguido -como Pablo conmigo- que reparen en esta canción que seguro escucharon mil veces. ¡Hasta mañana!

miércoles, octubre 26

bienvenidos a nuestro balcón.

Si algo me entusiasma de ir directo del trabajo a casa es la posibilidad de ver el atardecer desde el balcón. Mucho más ahora que está recién pintadito y luce esplendorosos colores de Primavera! Casi siempre me cebo unos mates; Kathy se suma a hacerme compañía, y de vez en cuando vemos pasar al tren. A veces escucho Metro y Medio, otras música, otras me quedo en silencio.... como ayer, que el sol sacó nos rayitos de último momento para iluminar lo que quedaba de tarde.

[Desde el cuarto...]

[Nos recibe este cielo]

[Lovely Rita, Prima y Vera]

[Acá está el susodicho felino]

[Allegra, la plantita de Debi, que sigue secuestrada en mi balcón, convidando su colorado furioso a las demás]

[Estas señoritas son pequeñas flores de rúcula.. a veces corto algunas y las pongo en un frasco sobre la mesa de luz de Pablo]

[Kowalsky, Rico y Skipper -los acabo de bautizar- vigilando todo desde lo alto]




[Le hacemos un primer plano a ela también para que no se ponga celosa]

[Y nos despide este otro cielo]

Ustedes también disfrutan de sus plantitas y los atardeceres en casa?
Espero que lo hayan pasado lindo en la mía!
¡Hasta mañana!

martes, octubre 25

alisado definitivo.

(O definitivamente alisada) Así es muchachas! Yo de chiquita esperaba a los fines de semana para ir con mis papás y mis hermanos a Parque Camet, al norte de Mar del Plata, a andar en pony. Me acuerdo de una vez que uno se me empacó. Todos siguieron y él no quería dar ni un paso atrás ni uno adelante! Yo llorando desconsolada. Hasta en eso era tan Lisa.

A los 9 empecé a escribir un diario íntimo, que mis hermanos se empeñaban en leer. Ni el candadito los detenía! De ahí sacaban material fresco para cargarme llegada la ocasión.


Non tenía un saxo, pero volvía locos a todos con mi flauta dulce. Sacaba las canciones de oído e iba por toda la casa tocándolas. Mis hits eran When I feel in blue... de Phill Collins y Palomita Ingrata. Jajjaja!


Me gustaba mucho leer! Mi primer libro fue Annie a los 7 años. Lo terminé en dos días, pequeña monstruita. Después me leí toda la saga Mujercitas y Anne la de Tejados Verdes. A los 10, en la época que vivíamos en el centro, me iba a la Plaza San Martín a leer entre las flores. Tan nerd. :)


Cuando entré al secundario (un colegio nuevo) me esmeraba en ser "buena onda" y no lo conseguía ni a palos. Igual que Lisa, cuando me relajé y me mostré tal cual era, hice un montón de amigos, algunos de los cuales conservo hasta hoy.


De grande, ya esto se los conté, descubrí mi amor por Italia. ME faltó la Vespa, pero anduve por la costa amalfitana en un auto muy lindo con un señor mucho más buen mozo que Milhouse. :D


La coquetería... desde siempre! Cuando tenía 2 años me elegía mi propia ropa. Y cuando la señora que trabajaba en casa me quería poner alguna prenda que no me gustaba le decía "No, eso es rirrículo!" Una vez me puse tan terca que me terminó mandando en pijama al acto del jardín.


Incluso a las dos nos dio por el periodismo! No me metí con el magnate marplatense, pero sí ya de chica escribía crónicas: el corte de luz en el barrio, las Navidades en familia, y hasta el atentado a la embajada de Israel fueron materia periodística para esta futura redactora.


Ya ven: nací simpsonizada! Acertaron Miss Celanius, Lu, Fer y Vaniii! Gracias por coparse con la trivia amarilla!!! Entre uds paso a sortear mi bolsa de cookies! No tengo escribanos buena onda como Vero, ni un Random. En realidad, estoy en la oficina, sepan entender que ya cortar los papelitos es poco serio. Va eh?
Y a la 1...
a las 2...
y a las......


3!

La versión más aceciliada de Lisa anuncia que .. ganaste Feeeeeeeeeer! FELICITACIONES! Si podés dejame tu correo así vemos cómo te agenciás de una bolsa de cookies, sin que nos vea la nutricionista, dale!!!
Hasta el próximo post!

lunes, octubre 24

el enigmático.

Hola! Buen luneeees! Les cuento que descubrí, un poco a mi pesar y otro poco con una sonrisa, que hay un personaje televisivo al que me parecía (y aún parezco) mucho! Como en El enigmátco de Rial, les tiro las claves, y uds adivinan.

Sexo femenino.
Muchas A, fan de la lectura, lleva un diario.
Torpe en los deportes.
Extremadamente sensible (rasgo que su familia, como la mía, por momentos no comprende).
Le cuesta tener amigos (a ella en la primaria, a mí en la secundaria).
Le resulta más fácil conectar con el ala nerd del aula.
Cuando le habla alguien "buena onda" en vez de pensar lo que le está diciendo piensa "Uy, me está hablando, qué nervios, qué le contesto".
A ella un día el papá le dio un libro titulado "Cómo hacer amigos" (A mí el mío también).
Es enamoradiza, fantaseosa e idealista.
Estudia Italiano (su profe es su admirador fiel).
Quiere un pony como yo quería también de chica.

¿Ya saben quién es? ¡Participen que entre quienes acierten se sortea una bolsa de cookies caseras! ñam ñam ñam!

Pd: otra pista? Todavía está al aire!

viernes, octubre 21

cecilia periodista.

¡Hola! Ahora sí me vine equipada para el post que pensaba hacer ayer. Resulta que compré la última edición de Brando para ver mi nota sobre el café, basada en ese viaje que les conté acá, acá, acá y acá también!. Oh sorpresa, me encontré con que habían puesto mi bio nuevamente en las primera páginas.


Ahí cuenta muy brevemente mi recorrido periodístico. Entonces, ya que esa versión sintética está exenta de los detalles más ricos y emotivos, y a modo de homenaje a la profesión que por un tiempo decidí dejar entre paréntesis, se me ocurrió poner acá el texto qu escribí para postularme a un curso de la Fundación Nuevo Periodismo, al que al final no me presenté porque llegó primero -justamente- ese viaje a Brasil. Tenía que contar mi CV de una manera no tradicional. Se las dejo acá, creo que eno tengo mucho más que agregarle! Espero que la disfruten. Buen fin de semana!

Desde que el periodismo se asomó como una posibilidad en mi vida –año 2002, cuando trabajaba en un noticiero que conducía Víctor Hugo Morales – descubrí que lo que más me interesa –lo que más necesito – es experimentar distintos escenarios, transitarlos con toda la intensidad y compromiso de los que soy capaz, abrirme a la esencia de las personas que me presenta el camino y después ser lo más fiel posible a eso que vi, oí y sentí con las palabras como toda herramienta.
A aquel período de madrugones en Canal 7, siguió otro de dos años en la revista Gente, que me dio experiencias inesperadamente ricas. Después el camino me colocó en una revista de adolescentes, donde accedí a un mundo nuevo que puso a prueba mis prejuicios. Más tarde vino la revista Noticias, que por un lado me fogueó en el arte de la entrevista -o ese diálogo de dos donde la maravilla del encuentro es posible – y en el de la crónica social, donde sé que dejé mi cuerpo, mi corazón y mi alma cada vez (aunque a veces la retribución inmediata me hiciera pensar que todo era en vano).
Mientras, ocurría todo eso que hoy se apila en mi memoria en postales imborrables. Vi a los familiares de las víctimas de Cromañón apretarse frente a la morgue judicial el infernal viernes con que nos despidió 2004. Viajé con un puñado de modelos a Las Leñas, y fui testigo de una noche de Black Jack y whiskies junto a un grupo de cocainómanos en el casino de ese centro de esquí. Fingí llorar para colarme en el cementerio donde enterraban al cuñado de Mirtha Legrand. Perseguí a Leticia Bredice a bordo de un remis hasta la casa de su tía en Castelar y a Marcela Kloosterboer hasta Ezeiza. Escuché a Charly cantar “Gente revista, gente careta”, en una gala de la revista Gente en la mansión del Four Seasons. Organicé la gala de los Personajes del Año en el Hotel Alvear y asistí al Villa Tour, en Lugano, infiltrada entre un grupo de extranjeros que querían ver de cerca la miseria criolla.
Oí tronar a mi lado a Fernando Peña y a Gerardo Sofovich. Disputé silencios con Hermegildo Sábat en su estudio de Avenida de Mayo, y con Pablo Lescano en su piso de San Isidro. Entrevisté a Cristiano Rattazzi en lo más alto de Puerto Madero, y a un grupo de mujeres que –después de aprender a leer y escribir- acababan de publicar su primer libro en el modesto barrio de Villa Rosa en Pilar. Escuché “Guanuqueando” en el violín de Peteco Carabajal en su casa de Paso del Rey, y discos de The Police a todo volumen con Víctor Heredia en su casona de Palermo. Entrevisté a los diez finalistas de Operación Triunfo en el Hard Rock de Recoleta, y a los siete integrantes de Bersuit en El Cielito de Parque Leloir.
Escuché a madres deshechas, jueces, monjas, obispos y funcionarios para armar la trama del tráfico de bebés en Añatuya. Investigué hasta donde me dio el pellejo la corrupción gubernamental en Santiago del Estero en una serie de notas que agotaron tiradas en esa provincia. Vi los mocasines sin medias y la bragueta rota de Cristofer Pippo Briant una noche fría en su casa sin luz en City Bell, y a la vuelta lloré por él hasta dormirme. Vi los cajones de las nenas Pomar llegar a medianoche al cementerio de Pergamino y los ojos más bondadosos de Pablo Blanco, papá de Lautaro, muerto en Cromañón, el día en que después de seis años de redacciones empezaba mi camino independiente.
En el camino, admiré las crónicas de Josefina Licitra, de Leila Guerriero, de Cristian Alarcón y de Juan Villoro. Me emocioné una y otra vez con la majestuosidad y humildad de Rodolfo Walsh.

jueves, octubre 20

plan c.

Lo que quería postear hoy no puedo hacerlo porque tengo las imágenes capturadas en una trjeta de memoria que mi notebook en la ofi no lee. Y la verdad? No tengo plan B! Jajjaja. Sólo quería comentarles qué feliz me hace la primavera. Hoy le decía a Pablo: "Ojalá los días se mantuvieran así todo el año" Ni tanto frío, ni tanto calor. Cuando venía en la bici, con el sol pegándome por debajo del casco, sentí una brisita en la cara. Y en la esquina de Lacroze y Alvarez Thomas, de golpe vino un olorcete a fritura, Por un momento sentí que estaba en pleno verano en Mar del Plata, mi ciudad. Ustedes me entienden: esas rabas veraniegas que son la delicia de todo turista. Entonces suspiré fuerte y dije "Ahhh, plaaaaya" (Esas cosas que en el bondi no podés hacer).
Me hace feliz tener mi primer ramito de jazmines -regalo de la mamá de Pablo, lectora silenciosa de este blog- perfumando la casa, verla a Lovely Rita florecida, a Prima y Vera -nuestras calas- blancas y radiantes y a Kathy hecha un pompón mimoso que busca fresco en el parquet.
En el trabajo descubrí que dar una vuelta a la plaza 25 de agosto es un breve pero rendidor paseo primaveral, porque además d ehomenajear con su nombre la fecha de cumpleaños de mi media naranja, es TAN linda, con sus árboles altos, su calesita, su calma chicha...(Si alguien la conoce me va a entender! Y si no la pueden ver acá). el otro día fui por primera vez con un grupo de ocmpañeros a comer ahí.
Bueno, así estamos, enprimaverizadas. Y al final, sin querer queriendo, me salió un pequeño post.
Mañana espero poder subir lo que tenía para hoy! Entre tanto les dejo dos vistas desde el barco Esperanza, que nos mandó hoy un activista ecuatoriano llamado Felipe, cuyo blog pueden leer acá.


(Ésta ya es mi fondo de pantalla) Copyright: Greenpeace. Click en la foto para agrandar.



Copyright: Greenpeace. Click en la foto para agrandar.

Hasta mañana!

miércoles, octubre 19

ciao bella!

Hoy ya sé de qué quiero hablarles. No sé si lo hice alguna vez, así que perdonen si me pongo repetitiva.. ("Pero si el público se renueva!", me apunta acá la Chiqui). Quiero contarles el trasfondo detrás de otra imagen, y es la foto de apertura. No se preocupen, no es otro post de amor almibarado. O sí, pero en este caso está dedicado a una señorita muy hermosa.


No sé cuándo ni cómo fue que se me hizo obsesión. En realidad, el trámite de la ciudadanía me pareció un plomazo, con mi abuela tana tenía cero onda, y en casa no se le daba mayor importancia.
Será que un día nomás me desperté enamorada.
Moría de amor por Italia.
Sí recuerdo un viaje de vuelta del trabajo en subte, cuando dije: si acá no funciona me voy allá, aunque sea por un tiempo. La visualicé -como hago ocn tantas cosas- y a los pocos días me inscribí en primer año intensivo de Italiano en la Dante. Ahora estoy por terminar cuarto, con un grupo genial y una profesoressa llamada Gianna que parla molto pero que no me molesta porque me encanta escucharla.... Entre tanto, logré que mi viejo me prometiera ese viaje para cuando me recibiera.
La memoria genética se ve que también hace lo suyo! Las comidas que más me gustan son super tanas: un vino, un alcaucil o un ajo empezaron a transportarme a una dimensión paralela, donde suenan mandolinas y acordeones. Y cada vez que veía un acantilado cayendo perpendicular sobre el Tirreno, se me escapaban lágrimas.
Hasta que llegó el día de verlos en vivo y en directo.


Esa foto que elegí como nueva apertura retrata el momento justo en que mojaba mis pies en ese mar por por primera vez. Estaba en Positano de luna de miel. Detrás de la cámara, mi flamante señor esposo (primera y última vez que lo nombro así). El paraíso mismo!



Antes de despedirnos hasta mañana, les dejo la versión simpsoneada de esos besos de película que tantas veces me hicieron emocionar, con la música de Ennio Morricone como fondo.



Con ascendentes tanos de sur, centro y norte no podía ser de otra manera! Y a ustedes también les mueve el piso la tierra del gelato, el oliva y la canzonetta d´amore?

martes, octubre 18

iu ar vuat iú lov.

Este cuadrito que ven acá


Está colgado en la pared atrás de mi cama. Vani, su creadora, quiso saber por qué me había flasheado tanto, y yo le conté. ¿Agrego algo más? Hmmm mejor vayan a verlo a Ay loviú. Gracias Vani por hacerme arrancar este día con una sonrisa enorme y lagrimitas de contenta. ¡Que tengan un gran martes!

lunes, octubre 17

my no sé job.

Llegó el momento de que se las presente. Por muchos años se mantuvo ahí, en tamaño moderado, sin dar muestras de sus intenciones de despatarrarse hacia arriba, adelante y los costados. Después se volvió motivo de cargadas de mis hermanos, sobr etodo de Martín, el mayor. Hasta mi mamá sugirió que sería conveniente una cirugía, y la mujer de mi viejo atisbó a ofrecer la plata para la intervención.


De a poco fue que reparé en esa nariz que no entra en absoluto en los estándares convencionales. Cuando una foto me da cn flash de frente, miro mi cara y parece más suave, porque ese tabicazo se disimula. De hecho, cuando repaso las fotos que mandé a imprimir, ninguna incluye un full perfil. Puedo vivir a diario con ella, pero por momentos, cuando me miro de reojo en la ventanilla, en una pared donde se proyecta mi sombra, o en una foto sacada con despiado, la encuentro ahí, taaan vehemente ella y digo: Máh sí, me opero! Me dura un par de días y me olvido de nuevo.


Igual, como ven, la duda siempre está abierta. Emilio y Dolli coincidían en qué ni loca me opere. Según ellos me va a sacar personalidad. Léanlo acá. Pablo me me mira con altas dosis de amor, así como soy.



Y yo temo someterme a algo irreversible y traumático por motus propio. Qué opinan?! Su sinceridad será altamente valorada. Honestidad brutal si es necesario.

fin de semana perfecto.

Una bicicleteada por el barrio. Un recital increíble. Con este temazo casi de entrada. Una cerveza con amigos. Un día de sol, baño de Kathy, compras, caminata, depilado primaveral y chocotorta. Una fiesta de cumpleaños con globos y banderines. Una gran pero GRAN noticia, de esas inesperadas que te hacen emocionar. Un asado al aire libre, con partido de Uno, vino, flores y risas. Un breve pero rendidor recorrido inmobiliario. Un siestón de 3 horas. Una pila de mimos. Un fin de semana perfecto. ¡Que tengan una hermosa semana!

ps: les pasó que un compañero/a deja de saludarlos pero el resto del tiempo se muestre buena onda? No entiendo muchos esos enrosques!

jueves, octubre 13

at my most beautiful.


wallpaperpimper.com

Hoy, aunque la primavera siga haciendo fiaca bajo un edredón y el invierno haga horas extras de muy mala gana, yo me siento muy contenta. No es difícil averiguar por qué. Paren, primero quiero que oigan este temón, que lo tengo clavado en el iPod hace varios días y que se lleva de maravillas con las gotitas resbalando por la ventanilla del 39.
¿Listo?
Mientras dejamos que Mr. Stipe endulce la lectura les cuento: en la oficina aprendo cada día cosas nuevas. A veces eso me hace desesperar por un pedazo de tierra firme. Pero la mayor parte del tiempo lo agradezco. Después de 10 años dedicándome a un rubro dentro de la comunicación -el periodismo- de repente me encuentro sumergida en otro: el marketing directo. Sí. En Greenpeace se hace marketing. Mi área se llama Movilización Pública porque queremos que la gente que recibe mis mails (a algún lector de sosloqueamás le llegan?) se movilice. Firme una petición, se sume a una campaña, done dinero, etc. Chau las palabras hermoseadas, el exceso de información, los guiños humorísticos, el discurrir linguïstico... Hola simplicidad, call to action, tell a friend, 5 p´s, headers, referers, ciberacciones, focus groups y tests. De eso se trata. Y saben qué? Ese palo y a la bolsa tiene un trasfondo muuucho más complejo del que se podría imaginar. Sumado a todo lo que estoy aprendiendo sobre medioambiente se puede decir, ratificando mi revolución solar de este año, que algo verdaderamente nuevo se abrió. Eso me pone muy feliz. Como decía Jordan hace poco en su hermosísimo Oh happy day.

There really is no substitution for the awesome things that come by putting yourself out of your comfort zone.

¡Gracias Jordan! No lo podías decir mejor. Por esa GRAN sensación, por la panzada de sobrinos que me di el fin de semana, por las nuevas oportunidades que muestran que la historia no tiene por qué repetirse, y por descubrirme tan o más enamorada que al principio, hoy por mí que la primavera se haga la rata: total! yo me fui a correr al sol entre ese campo de trigo.

martes, octubre 11

anatomía.

Amo la siguiente secuencia de nuestras manos cuando viajamos en auto: mi mano se apoya sobre tu pierna; minutos después la tuya deja por unos segundos el volante y la palanca de cambios para posarse sobre ella.
Amo despertarme a la mañana y descubrirme envuelta en un abrazote tuyo. Y si Kathy está acurrucada entre nosotros, o en un hueco que forman mis piernas, me elevo imaginariamente para sacarnos una foto (Atesoro muchas fotos mentales como ésta).
Amo recostarme y apoyar mi cabeza sobre tu cintura, oír los ruidos que hace tu panza, y dormirme mientras tus dedos hacen zapping frente al televisor, o tu boca estalla en carcajadas con un capítulo de 30 Rock o Friends.
Amo cuando tus pies emprenden una coreo inesperada, al ritmo de una canción en la radio, o del ringtone de tu celular.
Amo hacerte caricias en la nuca mientras la apoyás en mi regazo.
Amo encontrar de repente tus ojos azules mirándome enamorados.
Amo tu respiración al dormir.
Amo tus piernas.

jueves, octubre 6

viva la vida.

No me conmueve demasiado la muerte de Steve Jobs. Y de seguro no podría compararla, como su ex socio, con la de Lennon, o la de Marthin Luther King. Y aclaro esto porque lo que sigue va a indicar todo lo contrario.
Durante bastante tiempo llevé en mi billetera un pedacito de su famoso discurso de Stanford, hasta que este año lo reemplacé por la letra de Somewhere over the Rainbow, mi canción preferida desde muy chiquita (pequeña freaky fan de Dorothy y su pandilla).
Ahora vuelvo a ese discurso y la parte que me llega es otra. Es muy, muy pero muy parecido a lo que me venía dando vueltas esta semana. Empecé a percibir que si bien soy joven, ahora hay algo -y sobre todo "alguienes" - más nuevos, y noté que ante ese hecho se puede tomar el camino del rechazo o de la aceptación. El primero es una carrera en una calle que se corta, donde el tiempo encima corre con ventaja (va a existir antes y después que vos). Además es un espectáculo triste el del que cree que puede ganarle al tiempo, o no?
El de la aceptación, más realista, puede conducirte, si te animás, a ver qué hay de nuevo y marvilloso en cada nueva etapa.
Ver a la muerte esperando al final nunca me pareció una actitud pesimista. Ahora, más grande, más segura de quien soy, y con la muerte proyectando su sombra sobre mi familia, me animo a decir que identificarla a tiempo, y aceptarla, es el acto de esperanza en la vida más increíble del que seamos capaces.
Los dejo con Steve Jobs, que lo expresó mucho mejor!

Ahora mismo lo nuevo somos nosotros, pero dentro de no demasiado tiempo, de forma gradual, se irán convirtiendo en lo viejo, y serán apartados. Siento ser tan dramático, pero es bastante cierto. El tiempo es limitado, así que no lo gastés viviendo la vida de otro.
Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas – es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario.

miércoles, octubre 5

kathy te quiero.





Nombre: Catalina
Apodos: "Kathy", "Caqui", "Catuchi", "Gata del orto volviste a hacer afuera de las piedritas!"
Edad: 10 años para 11.
Origen: Mar del Plata
Signo: Acuario (como la mamá)
Señas particulares: manchita blanca sobre el hocico gris. Zapatitos blancos.
Habilidades: te trae la ratita o colita de pelo, toca la ventana para entrar y salir, juega al fútbol y baila al compás de Billie Holliday.
Mañas: no le gusta que le hagan upa.
Alimentos: salvo arvejas te come todo. Mendicrim, yogur y dulce de leche, entre sus preferidos. Pollo, carne, pescado, galletitas, brotes de soja... bienvenidos.
Malcriador oficial: Pablo "la convertí en un perro" Hacker.

lunes, octubre 3

lunes.

Hoy perfectamente me hubiera quedado en casa, viendo Friends hasta las 10, tomando mate, desyuyando las plantitas, depilándome, haciéndome las uñas y un baño de crema en el pelo. Después hubiera agarrado la bici y me hubiera ido a pasear. Enel entre tanto hubiera dejado yogur ´macerando. Habría almorzado un sandwich al aire libre, con una coca light, mirando el lago y escuchando música en el ipod. A la vuelta, habría pasado por la verdulería para surtir la casa con frutas y vegetales. Habría pasado por la florería a comprar unos nardos, y por la dietética de los chinitos buena onda a comprar frutas secas. Mientras me cobraban habría jugado a las esconcdidas entre las góndolas con la bebé chinita. Después habría llegado a casa, me hubiera cebado otra tanda de mates en el balcón mientras seguía hojeando los 60 temas de Dylan según la Rolling Stone. A las 20 habría puesto Seinfeld y habría empezado a cocinar mientras tomaba un vinito. Como no me anda Internet no habría posteado. Así de lindo hubiera sido todo.
Pero es LUNES.
Y los lunes lunes son, por mucho que patalees.