viernes, abril 29

llamado a la solidaridad.

Alguien conoce blogs de cocina en los que escriban o participen hombres?
(De paso, pueden persuadir a mis musas para que vuelvan?)

jueves, abril 28

no post at all

Sigo sin inspirarme. La agenda explota de trabajo, trámites, cuentas.. Cosas que no creo sean de su agrado. Los fines de semana por suerte garpan. Así pasó en Mar del Plata, que resultó increíble! Y así promete éste que viene, lleno llenísimo de cosas, entre otras, el cumple 3.1 de Agus. En cuanto al resto, los dos lujos que me di esta semana fueron llenar de besotes a mi sobrino del alma Matías (ese que está en brazos de su mami en la foto), que cada día está más lindo y luminoso. Y comprobar cómo mi profesión siempre depara momentos locos e inesperados, como terminar en una casona antigua por la calle Ansagasti escuchando un vinilo de The Police a todo volumen con Víctor Heredia. Momentos así no dejan de sorprenderme. Y cuando ocurren pienso que está bueno dedicarme a esto. Pero bueno, ya saben, las musas están de paro. Así que les dejo este video que me pasó mi amiga Lucía, que es lo más! (ella y el video) Un levanta jueves a pleno. Y si mañana toca viernes lluvioso, no duden en darle play.

miércoles, abril 20

tengo ganas de postear

.. y no se me ocurre nada, como a Serrat, sólo que a mí no me sale una bella canción.
Entonces se me ocurrió armar un top5 de mis dislexiqueces orales, a las que hoy se agregó una nueva, así se ríen un poco, y a mí me quedan anotadas en algún lado.

Jajaja! Qué gracioso lo de "pincho forrado"!
Yo a las Barbies les teñía el telo con pémperas
Qué bona tiene hondo! (en el recital de U2)
Tenía que entrevistar al Colado Perdera.

Y la única, histórica, inigualable...

...Los capelletini, los querés de porno o de calle?

Cuack! Les deseo buen fin de semana largo a todos! Mucho chocolate el domingo y pocos granitos el lunes!

miércoles, abril 13

éramos pocos....

Fue de un día para el otro. Es más, fue un clic. Un momento exacto. Yo lo percibí muy bien. Estaba sentada desayunando en Croque Madame después de dejar una factura, agarré una Living vieja, sentí la inspiración, pagué en microsegundos y salí hacia los locales de la calle Arenales, que tienen unas cosas espectaculares. Compré un acolchado y un frasco que fue el chiste de Pablo durante una semana ("Pagar por un frasco, cuando con los pepinillos vienen gratis?! Jua jua jua" "Qué buen negocio! Juntar frascos de miel y envasarlos!" y otras gastadas). Lo que no sabía mi maridín es que empezaba mi frenesí decorativo. Que en adelante cambiaría las cosas de lugar 20 veces sin jamás quedarme contenta, que distribuiría todo en más y más frascos con etiquetas, que compraría también los fundones, y reorganizaría revistas, libros y estantes, etcs. Al borde de lo obse lo mío.
No es que antes no me interesara la decoración, pero digamos que no era prioritaria. Ahora me pregunto cómo hice para prescindir de ese hobbie por tanto tiempo! Igual recontra agradezco este delay porque la vivo como una de las novedades de los 30. Quiere decir que, tal como lo sospechaba, con cada edad llegan experiencias distintas.
Una buena señal.
Bien. En ese trip decorativo, y a través de Ana Clara, llegué al blog de Marcelina, que con su novio vive en una casa chauchísima (de hecho hace poco salió), y que te enseña el paso a paso de cada cosa que hace . Es lo más de lo más inspirador! Vayan y vean!
De paso, dejo oficialmente inaugurado el gadget Déco. Lo encontrará en la barra derecha, abajito de las cosas ricas, si no me equivoco. Todos blogs muy recomendables. Besos y hasta la próxima!

viernes, abril 8

el corazón de colores.

Amanecimos el lunes bien descansaditos y con los mates de nuestro anfitrión Andy Panzaconriñonera. Sacamos de la cochera que a diosgracias hizo que el auto zafara del granizo del domingo a la noche, sorteamos las plazas y diagonales hasta la Catedral (o el monstruo, como la llamó una vecina parlanchina) y nos encontramos con Patricio y Carla. Recorrimos las instalaciones eclesiásticas y luego abordamos el auto con rumbo a Buenos Aires. Fue recién entonces cuando descubrimos que Pablo había traído todo el equipo de mate (canasta, yerba, galletitas. etc) excepto... sí! El mate y la bombilla. Igual pudimos volver muy orondos, repasando el recital y charlando de temas varios. Pablo se bajó en el diario, yo seguí hasta casa, y estamos de nuevo donde habíamos arrancado. Un tour 360°. El fin del periplo u2.
Ahora bien, vayamos a Flaming Lips. (Gracias a Flor y T&T por las entradas!). Una banda que no sospeché que pudiera venir, la de los discos oníricos, que inspiraron posts hace ya 4 años, como éste y éste. Capos. Otra propuesta. De lo mega tecno de Bono y compañía pasamos al cotillón al servicio de la música y el espectáculo. Papel picado, luces, pantallas, globos de colores la burbuja, los agitadores de mamelucos naranjas entre los que estaba Liniers (aporte de Clari), los treintañeros y treintañeras en pose en el capo vip, la monada atrás gritando con toda razón "Sacá la valla la puta que te parió", la chica que se había tomado una pepa y gritaba "Iiiijaaa", Wayne Coyne en primerísimo primer plano, pidiendo "Come on motherfuckers". Y sí: She don´t use jelly con la chica metiendo el dedo en el huevo frito, Race for the prize, The Yeah yeah yeah song, partes más oníricas como son sus discos y un cierre con Do you realize, con Coyne a capella y el coro espontáneo. Acá se ve bien toda esa hermosura que no para de subir. No me canso de amar esa letra. Ahí abajo del video alguien comenta: "Estos copados me llenaron el corazón de colores!!!" La síntesis perfecta.

jueves, abril 7

post musical y ensaladero.

Hoy no sé si hacer varios posts, o hacer la gran hilarante y mandar una buena ensalada, tal cual se siente mi cabeza en este momento. Primero, musicalicemos. Esta banda y este tema en particular tienen el poder de hacerme bailar. Y como buena evangelizadora musical que soy, quiero que todoooo-el-mundo-la-escuche.

Bien. Ahora si, como yo, logran resistir el compás de sus piecitos, les cuento que fue una semana agotadora, pero sumamente positiva. Y todavía no terminó! Recién fue un alivio que mi editor me dijera que tengo tiempo hasta el lunes para una de las entregas (la otra es mañana). Respiro más tranquila, y posteo para liberarme un poco, que hoy llevo sentada frente a este monitor unas ocho horas y quedan un par todavía.
(Llueve suavecito afuera, y el balcón, verde y húmedo está iluminado, y eso me pone de buen humor).
Sigamos. El domingo fuimos sí! a ver a U2. El itinerario incluía habitación alquilada en casa de familia incierta. Nos recibió Andy, a quien habíamos contactado por mail, con sus pelos largos, su panzota, su riñonera y unos mates recién hechitos. Todo ok, nos llevó con su gacel destartalado (para arrancarlo le dio al burro con un palo!) hasta el estadio Único, y ahí, en ese atardecer colorido, dimos rienda suelta al entusiasmo.
(Si se les terminó el tema, pueden poner play en éste, más alusivo).
Hamburguesa, amigos, esa garra insólita y gigante, lluvia refugiados bajo una capa, la música clásica, Muse, que me hizo bailar un poquito, De música ligera, y después sí, los fabulosos 4 del nuevo milenio descosiéndola.
No voy a hacer acá una crítica del espectáculo. Sólo puedo trasmitirles mis emociones, que fueron de los Iujuuuu! (porque todavía no aprendí a chiflar) a las lágrimas sin filtro con León Gieco. Del abrazo pegoteado con Pablo, al baile desaforado en Misterious Ways y en esta parte. De mi top 5 tocaron 3. Vi una estructura como no había visto antes. Me entregué al carisma almibarado de Bono. Admiré su fuerza y agradecí verla en vivo. City of blinding lights fue increíble. With or without you no se quedó atrás y Where the streets have no name fue sencillamente perfecta.
No se olviden de nosotros, dijo Bono en castellano. Y lo repitió. Y el pedido me quedó resonando todos estos días. Por qué él pediría algo así? Aún no lo sé.
Mañana sigo y les cuento cómo ir del beso en el cachete con Alan Faena, a la space bubble de Wayne Coyne, a los mates con la Bersuit y el cotorreo desatado con 5 amigas en menos de 36 horas.
Ta prontito!

viernes, abril 1

1, 2, 3.... 14!

Hoy es primero, mañana 2, y pasadooooo 3 de abril! El ansiadísimo.
Fui a escuchar a U2 por primera vez cuando sólo conocía dos temas: One y With or without you y desde afuera del estadio. Ja, sí, muy looser. Ahí nos llegaban comentarios del tipo: "Ahora Bono sacó a bailar a una chica del público", por ejemplo. (Cuando Bono todavía canchereaba con su sex appeal y no con su demagogia bienpensante). Después, volvieron, pero yo me negaba rotundamente a pagar 180 pesos que en ese momento era una barbaridad de plata, por una entrada 5 meses antes.
Y ahora que pienso, hay bandas que sin darte cuenta se entremezclan con tu vida. Ya está. Es así. Sólo hay que aceptarlo, y entregarse. Y si hay que sacar la entrada con 20 mil días de anticipación, ponerse el despertador a las 7 hs para agarrar la preventa del no sé qué, si te perdés esa y tenés que repetir el método dos veces más, si hay que respirar hondo cuando llega la cuenta en la tarjeta de crédito, o averiguar hoteles en La Plata porque esta vez les pintó tocar allá... es el mínimo precio que hay que pagar por toda esa alegría en los auriculares, toda esa compañía ida y vuelta al trabajo, por años, todos esos momentos a solas e íntimos... Todos esos recuerdos que sin saber musicalizaron.
- Con mi primer sueldo ($350 como camarera a los 18 años) lo primero que hice fue salir con la bici a comprarme The best of 1980- 1990. (Y uno de Sabina, y uno de Eric Clapton).
- All that you can´t leave behind musicalizó una etapa de mi vida. Primer y segundo año d ela facultad. Me lo compré en el Musimundo (ay ya es retro esto!) de Jumbo y lo gasté.
- Lloré cuando supe que Joe Ramone escuchó Stuck in a moment en sus momentos finales.
- En la época donde no todo era googleable, le retipeé esa letra a un amigo que quería mucho y se la mandé por mail.
- Musicalizó mi primer viaje a NY con Pablo. Ese viaje del que volvimos con dos anillos y la promesa de casarnos. Todos los días escuchábamos temas de la discografía completa que nos habíamos llevado en la compu.
- Fue la banda sonora de mi video - recuerdo de ese viaje.
- En el Madison Square Garden los vimos tocar nada menos que con Bruce Springteen (que cuando Bono se puso a predicar le dijo: "Let´s have some fun with it!") y con Mick Jagger (Stuck in a moment, una vez más.....).
- Porque escuchábamos The Joshua Tree con este temón cuando volvíamos de reservar nuestra quinta para el casamiento.
- Porque esto que sigue es lo más cercano a la perfección que yo conozca:



- Porque canciones como Stay, Ultraviolet, Where the streets have no name, Misterious ways, y sí... la vieja y querida With or without you.... ocupan un incuestionable top 5 de top fives del rock de todos los tiempos. (De paso acá quiero saber cuál es su top 5 de U2!)
Bono, the Edge, Clayton y Mullen.. ya está: Sé que un día mis hijos me van a decir -como yo le idje a mi papá sobre los Beatles- "Qué suerte tuviste de coexistir con una banda como esa".