jueves, enero 29

frase


"Vivir no es esperar a que pase la tormenta, sino aprender a bailar bajo la lluvia".

jueves, enero 22

oficios terrestres

Hay algunos oficios y ocupaciones que me intrigan desde siempre. No entiendo, por ejemplo, al que fue eternamente jefe, y nadie nunca lo conoció en otro contexto. Ni a los cobradores de Pago Fácil, ni a los cajeros del banco, con su trabajo automático. ¿Cómo es repetir la operación casi idéntica? ¿Cómo es llegar a casa y decirle a tu cónyuge "nada nuevo bajo el sol"? . Me llaman muchísimo la atención los guardias de seguridad. Me pregunto qué se teje entre esas mini pantallitas blanco y negro, los atados de Marlboro y los bizcochitos Don Satur. Nunca supe bien cómo sería ganarse la vida de guardaespaldas o patovica, cuidando el pellejo de un tipo a cambio de un sueldo. Los gerentes que hablan en primera persona del plural me resultan un enigma... ¿cómo se atreven a decir "tenemos más de 20 sucursales", o incluso "estamos primeros en ventas"?.. Non capito. Me gustaría comprender cómo procesan la información los tipos como Alan Faena; una modelo que recibe todo a cambio de juventud, belleza y favores; un periodista que se vende; un funcionario ñoqui. Siento que esa gente, como los gatos, o los perros o los reptiles, deben ver la vida en otros colores (intuyo que la gama no pasa del blanco y negro).
Y quizá me pregunto todo esto porque mi oficio terrestre mi tiene a mal traer. ¿Siempre es placentero seguir la vocación?, ¿y si algunos precios resultan demasiado altos?
En fin, ¿existe una forma de que trabajo y placer se encuentren?

lunes, enero 12

fueron 45

Saqué la cuenta. Ahora que ya me encuentro sumergida en la ruta de la efedrina y los crímenes pasionales y/ o por encargo decidí contar a cuántos personajes entrevisté en mis meses acá. Buen ritmo, buen ejercicio el de preguntar y escuchar. Buenos personajes y no tanto. Buenas notas y no tanto (no siempre respectivamente). El último, Ángel Mahler. (Un compromiso comercial de Perfil, pero estuvo lindo). Los mejores en el arte de contestar: Portal, Muscari, Belloso, Martín Roig, Peteco, Pepito, Dalma... Los más intrincados: Naty Menstrual, Pablo Lescano, Buika, J P. Geretto, Sábat... Los lacónicos: Maximiliano Guerra, Jessica Trosman. Los menos jugosos: Julieta Pink, Lenadro Leunis, Christian Sancho.. Los que ni fu ni fa: Zamabayonny, todas las modelos y Ximena CApristo. La copada: Vanesa González. Las sorpresas: Adrián Otero y Gastón PAuls. El freak: César Andino. Cura gay y copado: Alejandro Soria.

enero acá



Es antojadizo eso del calendario; lo sabemos todos. Pero por alguna razón ciertas cosas se apuran cuando llega fin de año, durante un par de meses todos vivimos en un embudo virtual que amenaza dejarnos atorados en su miserable cuello. Algunas cosas se postergan irremediablemente, a otras se les pone el anhelado broche. A mí en particular hay algo de todo eso que me atrae. Creo que me resultan atractivas las rupturas con la consabida temporalidad Disfruto de comprar y recibir regalos, de comer cosas distintas, de reabrir la caja con ropa de verano. (Este diciembre tuvo para mí el condimento especial de estrenar convivencia con Pablo). En enero hay aires nuevos. El cansancio da un poco de tregua, la pizarra parece en blanco. La ciudad deja momentáneamente de expulsarnos con su abarrotamiento, su gentío, sus colas, sus esperas. A mí me gusta enero en Buenos Aires y sé que no soy la única.