lunes, noviembre 17

chica de tapa


Me generan inquietud esas señoras de peinados al spray que en sus años "mozos" fueron las más bellas. Esas cuyo apellido suele ser "los hombres morían por ella". No sé por qué, cuando se menciona a una de estas ex divas instantáneamente necesito verla, en su antes y su después. A partir de una anécdota que me contó una compañera hoy me interioricé sobre María Aurelia Bisutti.

Me pregunté cómo terminó convirtiéndose en esta señora sin ningún sentido de la ubicuidad; si cuando posaba para las portadas de RAdiolandia y Antena se imaginaría que álgún día iría a parar a un tour para actores loosers y periodistas anónimos a San Clemente del Tuyú. Si calculó entre set y set de filmación que un día -a sus 70 y algo- sería capaz de vestirse con tapado de zorro y botas blancas para un asado en la playa. Si sospechaba que su sonrisa famosa dejaría esos surcos en su cara. Si intuía que tiempo después su nombre no le haría sentido a una periodista de 27 años que tendría que preguntar quién era y rastrear con Google los fragmentos de su vida.